yoga para embarazadas

La palabra Yoga procede de la raíz sánscrita “yuj” que significament unión, lazo, unidad. Por lo tanto, Yoga significa literalmente unión, la unión del hombre con su realidad superior, la fusión del hombre con la realidad universal.

El objetivo del Yoga es la integración armónica de la personalidad, en la unión de la mente consciente con los niveles más profundos del inconsciente. Es decir, el crecimiento y desarrollo personal para alcanzar la máxima salud y felicidad posible.

Yoga y embarazo

Aprovechando la integración consciente que nos ofrece la práctica del Yoga, podemos hacer una maravillosa conexión con nuestro bebé y con nuestro cuerpo, preparándonos paulatinamente para darle la mejor bienvenida al recién llegado de la familia a partir de la confianza y la sabiduría que habita en todas NOSOTROS!

La práctica del Yoga incluye técnicas de respiración, ejercicio físico, técnicas de relajación y visualización, uso de sonidos (mantras) y meditación. Todo esto nos llevará a cultivar día a día la atención, el respeto y la sencillez favoreciendo tanto la salud física como emocional.

¿POR QUÉ hacer Yoga en esta etapa?

  • Mejorarás tu conciencia corporal, sobre todo en los cambios anatómicos propios del embarazo y el parto.
  • Mejorarás la postura corporal, ya que el Yoga nos ofrece elasticidad, agilidad, resistencia y fortaleza.
  • Prevención de dolores musculares tanto comunes al embarazo, como por ejemplo el dolor de espalda.
  • Regulación del sistema inmunológico y hormonal.
  • Descubrirás una nueva conexión con tu bebé.
  • Tendrás una mayor control de la respiración y serenidad en todo lo que haces.